viernes, 24 de noviembre de 2017

ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA 2017

El pasado miércoles, 21 de noviembre, tuvo lugar la Asamblea general de Cofrades del curso 2017, según marcan nuestras reglas.
La asamblea , celebrada en nuestra Casa de Hermandad, se inicio con la lectura de las Preces por parte de nuestro Consiliario D . Damián Abad, a la que siguió la lectura del acta levantada como consecuencia de la asamblea general ordinaria del pasado año 2016.
A continuación nuestro Hermano Mayor, D. Francisco Javier Guilabert de Haro, procedió a la exposición de la Memoria Cofrade del Curso 2016/17, tras la cual y dentro del informe del Hermano Mayor se trataron diferentes asuntos de la vida cotidiana de nuestra corporación. 
continuación se procedió a la presentación del Balance del curso 2016/17 con su aprobación por parte de la Asamblea.
De igual manera fue aprobado el presupuesto anual ordinario del curso 2018, donde se mantienen la gran mayoría de partidas, destacando que un año mas se destinará el 10% del presupuesto a la Bolsa de Caridad, que será entregada a Caritas Parroquial de El Salvador en la tarde del Miércoles Santo.
No hubo intervenciones en el turno de Ruegos y preguntas, por lo que la asamblea ordinaria se levanto cerca de las 11 de la noche con la aprobación de todos los puntos presentados por la Junta de Gobierno, para alegría general.

10 minutos mas tarde, daba inicio la Asamblea General Extraordinaria, donde la Junta de Gobierno presentaria las modificaciones a las Reglas Diocesanas y al Reglamento de Régimen interno acontecidas a raiz de la concesión por parte de Su Majestad D. Felipe VI del titulo de Real a nuestra Cofradía.

La primera modificación en las reglas es el cambio de nombre de la cofradía que pasa a ser , Real, Muy Ilustre y Penitencial Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad.


Blasón de nuestra Cofradía

En segundo lugar los títulos que ostentara la cofradía que serán los de 
REAL, por concesión directa de Su Majestad D. Felipe VI en credencial de la Casa Real nº123/2017 del 26 de abril de 2017
MUY ILUSTRE, por la pertenencia a nuestra Cofradía , como Hermano Mayor Honorario, de Su Majestad D. Juan Carlos I, Rey Emerito de España. Esta se une a la concedida en 2011 por el caracter de Ilustres de los fundadores de nuestra Cofradia, la Nobleza Ilicitana, que fue quien mantuvo esta corporacion hasta el año 1898, asi como lso posteriores presidentes de la misma, siempre Alcaldes de nuestra Ciudad desde 1898 hasta 2011. Actualmente el Presidente del Patronato de la Virgen de los Dolores sigue siendo por estatutos el Alcalde de Elche.
PENITENCIAL, por concesión de Monseñor Rafael Palmero Ramos, Obispo Emerito de Orihuela-Alicante en 2011 y que viene a reflejar el fin de esta cofradía, de carácter penitencial y austero.

La tercera modificación realizada a las reglas y que también se modifica en el régimen interno es el Escudo de la Cofradía, que pasa a tener la siguiente descripción.



Título Real

El escudo de la Cofradía, representa los siete dolores de María en su Soledad ante la Cruz y estará formado por un corazón de color rojo sobre fondo negro, atravesado por siete puñales con empuñaduras doradas, dispuestos a ambos lados del corazón, tres a la derecha y cuatro a la izquierda. 
Alrededor de este se encuentra bordura de oro con la leyenda “Regina Martyrum Ora Pro Nobis” y las fechas 1581, como fecha de institución de la antigua Clavaría de la Soledad, enmarcada en la Cofradía de la Sangre y 1898 año en el que esta Cofradía fue cedida al Pueblo de Elche por parte de los Nobles, fundadores de la misma. 
 Envolviendo el escudo sendas ramas de laurel, olivo y palma de sinople. Apareciendo  en el punto de unión de las ramas inferiores el Emblema Pontificio y en lo alto del conjunto el capelo forrado de sinople, guarnición de dos cordones de sinople entrelazados y colgantes a cada lado del escudo, formando seis borlas cada uno, comenzando con una y acabando con tres en la última fila, como símbolo de respeto y sumisión al Obispo Diocesano. 
Tras las ramas se encontrará el Toisón de Oro, relacionado con los mitos fundacionales de Europa, de nuestra cultura de origen griego y con las leyendas. Este emblema representa la pertenencia a nuestra cofradía de Su Majestad Juan Carlos I, Rey de España en 2012 cuando aceptó el titulo de Hermano Mayor Honorario.
Todo el conjunto lo culmina, en primer plano al nivel del Corazón de María Dolorosa, una  Corona con cerco de oro, engastado de pedrería en su color, realzado de ocho florones de hojas de acanto, visibles cinco, interpolados de sendas puntas rematadas por perlas, y de cuyas hojas surge igual número de diademas guarnecidas asimismo de perlas, que convergen y son cimadas por un orbe de azur, con el semimeridiano y el ecuador en el antedicho metal, sumado de cruz llana de lo mismo, el interior forrado de carmesí. Representa la Corona Real Española y refleja el carácter Real de nuestra Cofradía.
Este escudo fue apoyado por unanimidad por todos los asistentes a la asamblea.

Una vez aprobados los puntos, y antes de levantar la sesión, nuestro Hermano Mayor tomo la palabra para anunciar su intención de convocar elecciones a Hermano Mayor de nuestra Cofradía pasada la Semana Santa 2018, momento en el cual, este, renunciará al cargo ante Monseñor Murgui, Obispo de la Diócesis, abriendo así el proceso de elección de un nuevo Hermano Mayor para nuestra Corporación
D. Francisco Javier Guilabert de Haro, es hermano Mayor de nuestra Cofradía desde 2011, fecha en que tomó posesión tras las primeras elecciones a este cargo, ya que hasta el momento el mismo era designado por el Presidente-Alcalde del Ayuntamiento de Elche.
En estos años, se han mejorado distintos elementos de nuestra cofradía, tanto humanos como estéticos, durante su mandato se Coronó Canónicamente a la imagen de la Virgen de los Dolores, se celebró el 75 aniversario de la actual talla de nuestra titular y como colofón se obtuvo el recién estrenado Titulo de Real .
Fran, como es conocido en la cofradía, anunció también que no se presentará a esas nuevas elecciones, siendo su deseo vivir esta ultima semana santa con el mayor sentimiento posible y haciendo de ella la mejor de las despedidas, agradeció a todos y cada uno de los miembros de sus dos juntas de gobierno la colaboración prestada y se despidió animando a buscar una candidatura a Hermano Mayor fuerte, unida y para todos que redunde en y para la cofradía.